Entradas populares

miércoles, 24 de agosto de 2016

Manuel Cuesta Gallardo, Gobernador

Manuel Cuesta Gallardo, Gobernador
.
Nació el 14 de abril de 1873 y fue bautizado en el templo de Nuestra Señora del Pilar en Guadalajara como Manuel Tiburcio Cástulo. 1 Gerente de la Hacienda de Atequiza y La Calera. Uno de los hacendados más ricos de Jalisco. Gobernador del estado del 1 de marzo al 24 de mayo de 1911. 2
.
Fue miembro de la Cámara de Comercio desde 1893 y desempeño cargos públicos (regidor de Guadalajara y Administrador del Timbre y Director General de Rentas) 3. “Cuesta Gallardo, de la misma edad que Madero, ingeniero, a sus 21 años manejó la hacienda de La Calera aumentando sus utilidades en 50%, en sociedad con su padre [Manuel Ma. Cuesta] administró las ricas haciendas de Atequiza. Siendo gerente de ellas estableció el primer molino de cilindros para harina en Jalisco y una gran fábrica de ladrillos refractario” 4
.
“Cuesta Gallardo era, tal vez, el primer filántropo de Guadalajara, ya que en ocasiones ‘aliviaba miserias’, es decir, daba limosnas, hasta de mil pesos. Tal vez no era mucho si se recuerda que, además de los bienes antes señalados, era uno de los principales accionistas de la Compañía Hidroeléctrica de Chapala […] Construyó [también] la primera fábrica de alcohol de maíz” 5 Cuando el noruego Christian Schjetnan fundó el Yatch Club de Chapala en 1910, Manuel fue uno de sus principales accionistas. 6
.
Dice la Comisión Estatal de los Festejos del Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución, que en los últimos días del año de 1909 promovió en su hacienda de Briseñas, Mich. una reunión con los más connotados representantes del reyismo y los corralistas del estado, logrando su apoyo para ser postulado como gobernador. Cuesta, que carecía de base popular, propició un acercamiento con el Partido Democrático Independiente proponiendo dejar en manos del abogado David Gutiérrez Allende, dirigente de dicho partido, el Supremo Tribunal de Justicia. 8 Aquí cabe señalar que conocemos que Maltaraña en Jamay le pertenecía a la familia Cuesta Gallardo, y que La Guaracha en Michoacán era de la familia de Antonia Moreno, esposa de Joaquin Cuesta Gallardo, no descartamos la posibilidad de que la familia poseía tierras también en Briseñas, vecina de La Barca.
.
Escriben Goldsmith et al. (1991) que “para principios de 1910, ni la prensa ni el gobernador [Ahumada] parecían tomar en serio las pretensiones del ´inexperto, arbitrario, inmoral e insolente Manuelito´ a pesar de que este decía contar con el apoyo del presidente Diaz, de José Ives Limantour y del brigadier Félix Díaz, este apoyo – añadía Cuesta Gallardo – No solo era por simpatía, sino por deber, puesto que a todos ellos les había dado fuertes sumas de dinero por su cooperación en el feliz negocio de Chapala. En la carta que envía Ahumada a Porfirio Diaz acusa a “Manuelito” de “ligereza de cascos” indiscreción y que en la ciudad de Guadalajara se le tenía en concepto de tonto, impetuoso, ignorante, inmoral, descarado, arbitrario e insolente, de casi un loco (sic). 7
.
En cuanto a su plan de gobierno, publicado en Guadalajara en 1910, podemos señalar algunos progresistas puntos: 66
1.       La garantía de una seguridad pública donde menciona “ningún país civilizado puede competir con el nuestro en la tranquilidad que presta a todo el que le cobija” (p. 4)
2.       Leyes severas que garanticen la salubridad e higiene, saneamiento de todas las poblaciones, creación de manicomios y mejoramientos de los existentes
3.       “La difusión de los establecimientos de Instrucción Primaria por todos los ámbitos del estado” (p.5) el mayor número de escuelas que puedan implantarse, hasta las rancherías y lugares indígenas. “La idea de Instrucción no debe limitarse a la enseñanza rutinaria, sino a la preparación del alumno en la lucha por la vida, según las condiciones que cada uno guarde” (p. 5) Mas escuelas rurales fuera de las cabeceras de cantones y de la capital. Es la instrucción pública el ramo más importante de la administración: “en breves años se habrá conseguido no solo disminuir el porciento vergonzoso de los habitantes que no saben leer, sino hacer de quienes saben, hombres educados para la vida, dispuestos a emprender en el Comercio, en la Industria, en la Agricultura o en las artes liberales, usando de las cualidades físicas y morales que la Escuela supo encausar.” (p. 6) También muestra su interés por educación secundaria, industrial y profesional, proponiendo más escuelas de artes y oficios.
4.       Diversificación de los productos agrícolas, pensando en abaratarlos y dejar de importar semillas
5.       Habla bien de los juzgados jaliscienses y dice que mantendrá la independencia absoluta del poder judicial. [Aquí debemos señalar que quien verdaderamente era su colchón político era precisamente David Gutiérrez Allende a quien dejaría el cargo de Supremo Tribunal de Justicia]
6.       Fomentar el conocimiento de los ciudadanos de sus derechos políticos. Habla de elegir democráticamente a sus representantes locales
7.       Libertad de imprenta “la prensa es un factor importantísimo en los pueblos civilizados”
8.       Reparto equitativo de los impuestos, reducirlos y aumentar salarios en sector educativo y judicial.
9.       Multiplicar vías de comunicación con el apoyo de empresas del ferrocarril, atraer inversión extranjera de empresas ferrocarrileras, aumento de tranvías, telégrafos y teléfonos. Seguridad en los caminos.
10.   Represión del juego, la vagancia, la mendicidad y el alcoholismo, fomentando el deporte y el arte.
11.   Visitar todos y cada uno de los cantones de la entidad federativa, para oír sus iniciativas y atender sus quejas “para que, con el roce directo con mis conciudadanos, conozca cuáles son sus necesidades y busque la mejor manera de satisfacerlas” (p. 12)
.
Miguel Ahumada había sido gobernador constitucional en distintas ocasiones por breves lapsos de tiempo entre 1903 y 1911, siendo sustituido en sus abandonos siempre o por Juan R. Zavala o por Rafael López 9. Es precisamente Ahumada el principal interesado en que Díaz no diera su voto a favor por Manuel Cuesta Gallardo, más allá aún de los maderistas. Ahumada, en su guerra mediática, acusó a Cuesta Gallardo (menciona Goldsmith et al.) de aceptar sobornos, iniciándose una velada batalla entre los dos pretendientes al trono estatal. El mismo Diaz pidió a Ahumada investigar y castigar al responsable de los impresos que insultaban a Cuesta Gallardo y pedía evitar escándalos, por su parte Cuesta Gallardo consideró el asunto como de “baja clase”. La fuerza que adquiría poco a poco este nuevo personaje se percibía como apoyada por el poder del centro, lo cual descontrolaba a la prensa, hasta entonces fiel al coronel Ahumada, tanto que Jesus Z. Moreno, director de El Heraldo de Occidente de Guadalajara, pidió instrucciones al presidente ¿debía evitar ataque al gobernador Ahumada? ¿Debía apoyar la candidatura de Manuel Cuesta Gallardo? Desconcertante más para Ahumada, que, aunque leal a Díaz no lograba tener claro los designios del mismo hasta que finalmente Diaz favoreció a Manuel Cuesta Gallardo, decidiendo apoyar a un hombre joven de 37 años, nuevo en la política y en la tradición porfirista, según Goldsmith, o Díaz realmente tenía confianza en los esquemas modernizadores de Manuel Cuesta Gallardo, o bien no tenía deseos ni fuerzas para oponerse a ellas 77
.
Cuando tomó posesión, Palacio de Gobierno lució un lujo nunca visto, perfumes franceses a las damas y zapatos de París especiales para el baile.13 De entre las cosas curiosas que ocurrieron en su honor, siendo gobernador, encontramos una peculiar “carrera de bicicletas” en la alameda de Guadalajara (Parque Morelos) organizada por Félix Núñez y Zaqueo G. Nuño el 5 de mayo de 1911. 14
.
En sus efímeros 85 días de mandato, decreto la suspensión de las garantías individuales para los salteadores de caminos y en los primeros días de mayo envió un decreto al Congreso local en el que se establecía el principio de la no reelección 16 una tendencia nacional con la que no se podía ir en contra. Según Salvador Rivero y Martínez, Manuel Cuesta Gallardo regaló grandes cantidades de maíz a los pobres, regresaba las cosas empeñadas en los montepíos a sus dueños, tanto que según recordaba la señora Soledad Orozco de Ávila Camacho, el 10 de mayo entrego todas las máquinas de coser que habían sido pignoradas por sus dueñas. 15 Como todo político, la opinión publica hizo chistes de él, como memes de aquel entonces, hay uno rescatado por Samuel Schmidt en su libro de chiste político “En la mira” que dice: “Manuel Cuesta/Quién es aquél/Manuel/que no apesta/cuesta/huele a nardo gallardo/por eso se llama Manuel Cuesta/Gallardo?”33
.
El gobierno de Manuel Cuesta Gallardo se había establecido para durar hasta el año de 1915, pero ¿Qué causó su renuncia? Un gobernador apoyado por un decadente dictador, inexperto en la política, haciendo frente a adversarios del Partido Católico y a los maderistas, que ni el mismo Madero lograba controlar. Para esto basta revisar la lectura de O’Dogherty (2001) donde nos explica los antecedentes de esta trágica y prematura renuncia de Cuesta Gallardo. Resulta que todo comenzó en 21 de mayo de 1911, en Ciudad Juárez Chihuahua, cuando Francisco I. Madero y el ejército federal firman la paz, en dicho documento se especificaba la renuncia de don Porfirio Diaz, quien sería sustituido por León de La Barra, ajeno a los científicos y de filiación católica, se convocarían elecciones y el acuerdo era para evitar una guerra larga y costosa entre los porfiristas y los maderistas, quienes se comprometieron a conservar el orden público, El club Valentín Gómez Farías en Guadalajara, representaba el antirreeleccionismo, era uno de los más inconformes con Cuesta Gallardo, la notica de la paz firmada en el norte desató en Jalisco la proliferación de focos rebeldes y el armisticio no fue respetado, por el contrario se multiplicaron las bandas armadas. Benjamín Camacho, miembro del club Valentín Gómez Farías, operaba cerca de Guadalajara y la movilización de sus hombres provoco nerviosismo en los comerciantes de Guadalajara, mientras que en las inmediaciones del lago de Chapala comunidades indígenas querían recuperar por la fuerza las tierras que Madero les había prometido, y así en muchos puntos de Jalisco la toma de plazas por revolucionarios, desobedientes a Madero, estaban haciendo su propio movimiento armado. Y entonces ocurrió: el día 23 de mayo de 1911, según la versión de El Regional, corría la tarde cuando las campanas de los templos confirmaban que la paz ya había sido firmada, miles de personas se congregaron alrededor de Palacio de Gobierno vitoreando a Madero, paulatinamente las manifestaciones de júbilo cambiaron por hostilidades hacia las autoridades, quince minutos antes de las nueve de la noche una multitud derribo a la policía rural, y esta respondió con balas causando un número indeterminado de muertos, el cónsul estadounidense dijo que la causa fue que la gente no se quiso dispersar y quería forzar la entrada. Ambrosio Ulloa, que encabezó la manifestación reyista dos años antes, escribía a Medro que habían sido setenta, entre muertos y heridos y sugería nombrar un gobierno provisional en Jalisco a fin de evitar nuevas desgracias. El día siguiente, 24 de mayo, los bancos y comercios no abrieron en señal de duelo y descontento por el gobierno estatal y fue así que el líder del Partido Independiente, el mismo que subió a Cuesta Gallardo al poder, el gremio de los ferrocarrileros y una comisión del Tribunal de Justicia, todos de pasado reyista, se acercaron a Manuel a solicitarle su renuncia. David Gutiérrez Allende, menciona O’Dogherty, fue el gobernador sustituto, quien formaba parte del tribunal de Justicia, aunque madero quería a Roque Estrada, pero al final los antiguos reyistas, se favorecieron con esto y no los antirreeleccionistas como quería Madero. 44 La versión de González Navarro (2000) dice que Cuesta Gallardo fue presionado por las denuncias de particulares, de la Unión Democrática Jalisciense y del Club Valentín Gómez Farías; renuncia el 24 de mayo de 1911 10 a dos días de distancia para que don Porfirio se embarcara rumbo a Francia. “Lo cierto es que en esa época Ramón Velasco escribió a Madero que todos en Jalisco eran maderistas, salvo la Banca y el grupo de Manuel Cuesta Gallardo” 11 Una versión algo diferente a la de O’Dogherty (2001). Sobre este mismo tema,  la renuncia de Cuesta Gallardo,  la Comisión Estatal de los Festejos del Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución narra que Manuel recibió “un telegrama del secretario de Gobernación, Jorge Vera Estañol, informándole que la paz había sido firmada; al enterase de ello la población de Guadalajara realizó por la tarde una manifestación espontánea, que fue brutalmente dispersada por la policía, dejando un saldo de varios muertos y muchos heridos. Al día siguiente, Cuesta Gallardo se fortificó en el Palacio de Gobierno avisando a Díaz que los maderistas se habían sublevado; logró sostenerse por dos días más, esperando refuerzos de la capital los cuales nunca llegaron; finalmente renunció al gobierno ante la presión social. El diputado José Cuervo fue nombrado gobernador sustituto, pero sólo duró unas cuantas horas, siendo sustituido a su vez, por David Gutiérrez Allende, presidente del Supremo Tribunal de Justicia” 17 Si se trata de José Cuervo, el mismo tequilero y arrendatario de Atequiza, esto habla de la estrecha relación que continuaba entre él y los Cuesta Gallardo.
.
Más tarde en 1913, en su carrera a la diputación, Cuesta resultó electo por el X distrito con cabecera en La Barca, pero el Colegio Electoral nulificó su triunfo por fraude. sin embargo, en noviembre de 1913, con la administración huertista, fue electo diputado federal por el mismo distrito. 18
.
A raíz de la intervención norteamericana [1914] ofreció su cosecha de 15 mil cargas de maíz para las tropas mexicanas. Posteriormente se unió al villismo y al triunfo del constitucionalismo, le fueron confiscadas varias propiedades. 19 Es una ironía que se uniera al villismo pues eran los responsables de la muerte de su hermano, pero la política es la política y como veremos después contradicciones como el gobierno de Carranza favoreciendo a Cuesta Gallardo resultarán no menos comunes que lo que ocurre hoy en día con los políticos, aunque este mismo gobierno lo despojara.
.
Una calle de Guadalajara lleva su nombre, corre del sur desde Gigantes, en Oblatos hasta 12 manzanas después en Pablo Valdez, en la colonia San Juan Bosco. Además de una privada sobre esa misma calle.
.
Fot. col. Francisco Rivero-Lake (nieto de Aurora Cuesta Gallardo) “Fotografía 12. Manuel Cuesta Gallardo, gobernador electo del Estado de Jalisco.”
.
__________
1 Geneanet (fundación) Manuel Cuesta Gallardo [internet] Sin Lugar Sin Lugar de Publicación Editor Geneanet Sin Fecha de publicación Sin Fecha de revisión/actualización [consultado abril 2016] Disponibilidad y acceso http://gw.geneanet.org/sanchiz?lang=es&p=manuel&n=cuesta+gallardo
2 JDR (2010). Cuesta Gallardo Manuel. Comisión Estatal de los Festejos del Bicentenario de la Independencia Nacional y el Centenario de la Revolución. Secretaría de Cultura de Jalisco [consultado abril 2016] Recuperado de http://portalsej.jalisco.gob.mx/bicentenario/index.php?q=node/181
3 Datos transcritos y proporcionados por el Mtro. Rubén Rodríguez García
4 González Navarro, Moisés (2000) Cristeros y Agraristas en Jalisco (Vol. 1). El Colegio de México, México D.F. 2000, p. 161
5 Ibídem pp. 161-162
6 Martín Casillas de Alba. La Villa de Chapala. Los promotores, sus inversiones y un inspirado escritor (1895-1933). Bancapromex; México, 1994. p. 33
7 Goldsmith, Shulamit; Ochoa, Alvaro, De Garay, Graciaela (1991) Contento y Descontento en Jalisco, Michoacán y Morelos 1906-1911. Universidad Iberoamaericana. Departamento de Historia. México pp. 30, 64
66 Cuesta Gallardo, Manuel (1910) Plan de gobierno. Imprenta J. C. Parde. Guadalajara. Rescatado de Impresos Mexicanos. Secretaría de Educación Pública. Comisión Nacional para la Cultura y Las Artes. Biblioteca de México José Vasconcelos (fecha de consulta mayo 2016) http://impresosmexicanos.conaculta.gob.mx/libros/BDM/83559_1.pdf
8 JDR (2010). Op. Cit.

9 Diccionario Ilustrado y Enciclopedia Regional del Estado de Jalisco. Fernández Editores, Guadalajara 1988, p. 32
10 Moisés González Navarro (Vol. 1) op. cit. p. 162
77 Goldsmith, Shulamit; Ochoa, Alvaro, De Garay, Graciaela (1991) Contento y Descontento en Jalisco, Michoacán y Morelos 1906-1911. Universidad Iberoamaericana. Departamento de Historia. México pp. 31-34
11 Moisés González Navarro (Vol. 1) op. cit. p. 162
33 Schmidt, Samuel (2011) En la mira, el chiste político en México. Santillana. Taurus. México D.F.
44 O’Dogherty Madrazo, Laura (2001) De Urnas y Sotanas. El Partido Católico Nacional en Jalisco. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Universidad Nacional Autónoma de México. México D.F. pp. 115, 118-120
13 Idem
14 Fot. col. Rivero-Lake Fotografía 14. Invitación a una carrera de bicicletas en honor a Manuel Cuesta Gallardo.
15 Salvador Rivero y Martínez. “Una historia Romántica” Excelsior s. f. (recorte conservado por su hijo Francisco Rivero-Lake en Fotografía 15. Recorte periodístico publicado en Excelsior)
16 JDR (2010). Op. Cit.
17 Idem
18 Idem
19 Idem